Cordyceps unilateralis, el hongo zombie

Escrito por Enunlugarenelcosmos 18-03-2017 en ciencia. Comentarios (0)

Como cita el gran biólogo Haldene: "La realidad no es sólo más extraña de lo que imaginamos, sino más extraña de lo que podemos imaginar". Este es el caso del hongo Cordyceps unilateralis, la evolución ha permitido desarrollar a este parásito unas cualidades increíbles, es capaz de tomar el control de la especie a la que contamina convirtiéndola en una especie de zombie que obedece las exigencias del parásito.

El Cordyceps unilateralis es una especie de hongo ascomiceto de la familia Clavicipitaceae. Comparte con el resto de sus congéneres el ser parasitoide. Cordyceps unilateralis es capaz de modificar la conducta de las hormigas que infecta, específicamente de la tribu Camponotini, haciéndolas subir a la parte superior de una planta donde se anclan al nervio de una hoja con sus mandíbulas antes de morir, asegurando una distribución máxima de las esporas procedentes del cuerpo fructífero que brota del cadáver del insecto.

Como otros hongos patogénicos para los insectos en el género de los Ophiocordyceps, C. Unilateralis tiene preferencia por una especie de huésped determinado, en este caso la hormiga Camponotus leonardi, pero se sabe que puede parasitar otras especies similares de hormigas con menos éxito en el control del huésped y en la reproducción.

Las esporas del hongo entran en el cuerpo del insecto probablemente a través de la cutícula mediante actividad enzimática donde empiezan a consumir los tejidos no vitales. El hongo se expande por el cuerpo de la hormiga y probablemente produce compuestos que afectan al cerebro de la hormiga y cambian su comportamiento mediante mecanismos hasta ahora desconocidos, provocando que el insecto escale el tallo de una planta y use sus mandíbulas para fijarse a la misma.

El hongo entonces mata a la hormiga y continua creciendo hasta que su micelio invade más tejidos blandos y refuerza estructuralmente el exoesqueleto de la hormiga. Más micelios salen de la hormiga y se anclan a la planta mientras secretan antimicrobiales para eliminar la competencia. Cuando el hongo está preparado para reproducirse, sus esporocarpos crecen de la cabeza de la hormiga y se abren liberando las esporas. Este proceso dura entre 4 y 10 días.

Imagen: Ejemplos de hormigas muertas con el esporocarpo del Cordyceps unilateralis surgiendo de su cabeza. Wikipedia.

La imagen puede contener: planta, naturaleza y exterior